Mejorar tu productividad en Linux

Estándar

Por toda la web podemos encontrar una multitud de buenos consejos para ser más productivos, muchos tienen que ver con la planificación, evitar distracciones, organizar el tiempo, entre otros. Sin embargo las grandes posibilidades de configuración que tienen los escritorios en Linux  nos permiten aprovechar ciertos “detalles técnicos” que podemos utilizar para estrujar aun más el tiempo al momento de realizar tus labores diarias en el ordenador.

Es por ello que, pasando por alto muchos de los excelentes consejos generales que hay para ganar tiempo y ser más productivos, pongo por escrito 10 consejos sobre acciones, programas y configuraciones que podemos realizar en Linux y sus potentes escritorios (en especial GNOME y KDE) que personalmente me han ayudado bastante a ser más rápido, ahorrar tiempo y en definitiva ser más productivo con ese escaso tiempo que tenemos.

1 Organiza tu escritorio

Aunque los escritorios en Linux están pensados para ser funcionales y prácticos, siempre podemos hacer modificaciones a nuestro antojo para dejarlo como necesitamos, aprovecha las muchas posibilidades de personalizacion que existen para estar bien equipado para el trabajo, pero recuerda que sobrecargar el escritorio puede llegar a ser totalmente contraproducente.
2 Aprovecha las áreas de trabajo y la gestión de ventanas

Esta opción podemos aprovecharla para organizar nuestras actividades y acceder rápidamente a ellas de forma expedita y evitando las confusiones que se producen al tener muchas ventanas en especial si usas gestores de ventanas avanzados. Configura los accesos rápidos para ir de un escritorio a otro fácilmente y aprovecha las múltiples opciones de Kwin y Compiz para gestionar ventanas.
3 Utiliza los atajos de teclado

Como en todo sistema y programa siempre tienes la opción de realizar algunas funciones de forma rápida gracias a combinaciones de teclas, desde las básicas como Alt+Tab, hasta otras que tienen que ver con funciones más específicas. Es importante usar dichos atajos o configurar los tuyos propios en las “preferencias del teclado” o en “combinaciones de teclas”.
4 Evita clicks innecesarios gracias a la rueda del ratón

En Linux puedes utilizar la rueda del ratón para diversas funciones, por ejemplo para navegar entre pestañas o enfocar ventanas en la barra de tareas o Dock, también puedes usar la rueda como botón para abrir enlaces en nuevas pestañas, hacer uso de arrastrar-soltar de manera inteligente o ir de ventana en ventana abierta si lo presionas sobre el título de ventana, entre otros trucos.
5 Utiliza un lanzador

Para Linux tenemos a disposición múltiples lanzadores, algunos básicos que vienen por defecto y otros mas inteligentes como Kupfer, GnomeDo y Synapse. Sea cual sea, configura o aprende un acceso rápido al mismo para estar a un par de teclas de cada aplicación, carpeta o archivo. Además, los tres mencionados tienen múltiples funciones para hacer todo más rápido y fácil.
6 Aprovecha el “arrastrar-soltar” en toda su extensión

Son varios los programas que soportan la opción de arrastrar y soltar objetos entre ellos, gracias a esto puedes, por ejemplo, llevar archivos del explorador a una aplicación o viceversa, también puedes arrastrar porciones de texto de un lado a otro e incluso puedes abrir archivos tomándolos y llevándolos al icono del programa que elijas (siempre y cuando sea compatible).
7 Utiliza clientes para los correos web, noticias y otros servicios en línea

Aunque la ventaja de la nube es poder “acceder a todo desde un navegador”, lo cierto es que a veces cargar todo al navegador puede ser algo lento y molesto, si por ejemplo le das un uso intensivo a GMAIL, a veces lo mejor es configurar un cliente como Thunderbird, Kmail o Evolution para que gestione los correos, así no dependerás de Internet al momento de realizar algunas tareas que no lo requieran.
8 Evita distracciones innecesarias

Bastante relacionado con el punto 1. Evita notificaciones adicionales, mensajes de alerta, plasmoides o applets demasiado llamativos que no sean de mucha utilidad entre otras cosas. Por otro lado puedes usar programas como Focus Writer para mantenerte concentrado en tu trabajo si lo tuyo es escribir e incluso mantener las aplicaciones a pantalla completa también ayuda.
9 Utiliza un reproductor de música inteligente

Hace poco Metalbyte nos hablaba de los reproductores de música que hay para Linux y lo cierto es que hay muchos y muy buenos, algunos de ellos soportan radios y listas de reproducción inteligentes que evitarán que tengas que estar ordenando la música que vas a escuchar mientras trabajas. Aunque por supuesto, si la música te distrae, es mejor evitarla por completo.
10 Usa programas que permitan organizar tu tiempo

Desde calendarios y listas de tareas hasta sistemas de alarmas y herramientas para medir el tiempo. Puedes utilizar una multitud de programas que te pueden ayudar a organizar, medir y controlar mejor el tiempo, algunos de ellos se integran en el cliente de correo y otros son más específicos como Remember the Milk, el applet Hamster de GNOME o KTimeTracker de KDE.

Bueno, esos son algunos consejos, por supuesto que algunos te pueden ser más útiles y prácticos que otros y muchos también requieren de ciertos conocimientos mínimos para ponerlos en marcha, sin embargo dedicar algo de tiempo para ajustar nuestro sistema por una vez puede entregar un significativo ahorro de tiempo más adelante, así que vale la pena intentarlo. Y tu ¿De qué otras formas has logrado mejorar tu productividad en Linux?