Google recibe primeras peticiones de remoción de información persona

Estándar

Google recibe primeras peticiones de remoción de información personaDe acuerdo con un reporte de BBC News, 3 personas pidieron a Google la remoción de información personal que consideran irrelevante u obsoleta. Esto como resultado de la reciente resolución de la Corte de justicia europea que dictaminó que la compañía debía borrar datos de individuos que así lo solicitaran.

Sin duda, las peticiones son muy controvertidas, pues entre las personas que exigen la remoción de su información están un político que busca que se eliminen los enlaces a un artículo que habla acerca de su comportamiento durante su pasado cargo y ahora busca la reelección; un hombre condenado a prisión por procesar imágenes de abuso infantil, quien pide que se eliminen links a páginas de su acusación; y un médico, quien desea quitar el rastro de reseñas negativas de sus pacientes.

La resolución de la corte consiste en permitir a individuos, que no sean figuras públicas, tener más control sobre sus datos. De manera que si consideran que cierta información concerniente a ellos ya no es relevante o resulta obsoleta, pueden pedir su remoción de los motores de búsqueda, aun si los datos fueron publicados legalmente desde un inicio. El problema reside en la definición de lo que es una figura pública, así como en lo que se consideran datos obsoletos o irrelevantes, lo que puede resultar en un enorme debate entre privacidad y libertad de expresión. Google calificó la decisión de la corte como decepcionante y comentó que la empresa se tomará su tiempo para analizar las implicaciones.

Un portavoz de la compañía comentó: “El dictamen tiene implicaciones significativas en cuanto a cómo manejamos las peticiones de remoción. Es logísticamente complicado por los diferentes idiomas involucrados y la necesidad de una revisión cuidadosa. Tan pronto como hayamos pensado bien cómo funcionará esto, lo que podría tomar muchas semanas, se lo dejaremos saber a nuestros usuarios.”, concluyó.

 

 

Fuente | Qore