¿Porqué tenemos problemas?

Estándar

¿Porqué tenemos problemas?Los problemas son una parte inherente en la vida de los seres humanos, sin embargo, a pesar de que vivimos con ellos prácticamente desde que tenemos conciencia de nosotros mismos, difícilmente nos sentimos cómodos cuando estos se nos presentan.

Wikipedia define un problema como la diferencia entre la situación real y una situación deseada o un asunto para el cual se requiere de una solución.

¿Porqué existen los problemas? ¿Para que sirven? ¿Podemos vivir sin problemas?

Por extraño y contradictorio que pueda sonar (y analizándolo desde un punto de vista positivo), los problemas pueden tener una gran utilidad para nuestras vidas. De manera general los problemas nos ayudan a:

Reconocer la felicidad.

Los problemas normalmente interrumpen las etapas de felicidad o tranquilidad, las cuales por naturaleza son necesariamente cíclicas, ya que de otra forma sería imposible identificarlas, por ejemplo: si una persona fuera feliz todo el tiempo, paradójicamente, no podría darse cuenta de que lo es. En este caso, una primera utilidad de los problemas es que nos ayudan a identificar y valorar las etapas de felicidad o tranquilidad.
Darnos cuenta de que estamos vivos.

Aceptémoslo, una vida sin problemas sería bastante monótona y hasta aburrida. Una persona con una vida demasiado tranquila puede volverse apática, aburrida y hasta depresiva. Esta puede ser la razón por la cual no podemos quedarnos demasiado quietos. Imagina pasar todos los días dentro de tu casa, sin ningún asunto pendiente por atender, sin algún problema que resolver, sin algo de que preocuparte y ocuparte. Indudablemente las personas necesitamos tener retos y movernos continuamente para darnos cuenta de que seguimos vivos.

Mejorar y crecer.

Los problemas son también una gran fuente de aprendizaje. En la escuela aprendemos lógica y matemáticas en base al planteamiento de problemas. Los mejores profesionales normalmente son aquellos que tienen una mayor capacidad de ofrecer soluciones a determinados problemas dentro de una organización. En la misma vida, es común que las personas que se identifican con mayor grado de madurez son aquellas que pueden afrontar de forma más serena y ecuánime las dificultades inherentes de la vida. La madurez es siempre adquirida a partir de experiencias de vida no necesariamente sencillas.

Para abandonar el ego y recuperar la humildad.

Uno de los mayores obstáculos para el desarrollo de las personas es el ego o complejo de superioridad. Algunos problemas nos vuelven vulnerables y constantemente terminan demostrándonos que esencialmente valemos los mismo que cualquier otra persona, aunque claro está que algunas personas han desarrollado más y mejor algunas cualidades y habilidades. Sin embargo, cuando se nos presenta un problema grave, se vuelve un poco más fácil afrontarlo cuando nos damos cuenta y aceptamos que no podemos solos, que necesitamos de otras personas y de Dios. La humildad en este caso nos ayuda a re-conectarnos con las personas y con nuestra fe.

Corregir cosas que están mal.

La apatía y la pereza ocasionan que vivamos sin corregir algunas cosas que no están del todo bien, pero por otro lado existen eventos (pequeños problemas) que nos ayudan a recordar que algo no funciona como debería. Por ejemplo, una gotera durante una lluvia es indicativo de que el impermeabilizante del techo de nuestra casa puede estar dañado o desgastado. Algunos problemas crecen en magnitud cuando no son atendidos en una etapa temprana y se vuelven en nuestra contra en un momento determinado pero con una fuerza mucho mayor que cuando se originaron. Una habilidad importante es saber identificar problemas potenciales, pero es mucho más importante atenderlos en el momento oportuno.

¿Cómo evitar problemas inesperados?

Crea problemas a tu medida.

La mejor forma de evitar problemas inesperados es “crear tus propios problemas”. Esto no significa salir a la calle y cometer una serie de estupideces. Por supuesto que no.

Por el contrario, el ejercicio consiste en identificar áreas de oportunidad en cualquiera de las facetas de tu vida. Por ejemplo, si notas que tu barriga comienza a crecer, tal vez sea la hora de comenzar una rutina de ejercicios; si planeas tener hijos seguramente te convendrá contratar una póliza de seguro de gastos médicos, si está en tus posibilidades; si tuviste algún llamado de atención en tu trabajo, tal vez es hora de poner mayor empeño en tus labores. El objetivo de esto es anticiparte lo más que puedas y así prevenir que se presenten problemas de mayor gravedad.

Algunas ideas para crear problemas a tu medida son:

* Ponte retos
* Inventa algo
* Ayuda a alguien
* Trázate un objetivo
* Define un propósito para tu vida

” Es cierto que nadie está ansioso por llenar su vida de problemas, pero también es verdad que estos forman parte inevitable de nuestra existencia, y como expliqué antes, pueden aportarnos una gran cantidad de experiencias y conocimientos vitales. En resumen, tenemos problemas porque necesitamos crecer, aprender y evolucionar.