Qué podemos hacer para intentar salvar un móvil mojado

movilmojado
Estándar

Seguro que has oído hablar o te ha pasado esta situación, te descuidas un instante y tu móvil termina sumergido en agua. Ya sea en el fregadero, en el baño o incluso en la piscina, cuando nos queremos dar cuenta el terminal termina dándose un baño sin quererlo.

Ante esta circunstancia que en muchas ocasiones puede suponer el fin de los días para tu querido y amado smartphone, hay que tener presente qué cosas se pueden o no hacer para intentar resucitar el dispositivo.

movilmojado

Por tanto si sufres este percance lo primero que debes hacer es quitar la batería del terminal, esta debe ser tu primera acción, nunca intentes encenderlo ni ponerlo al sol para secarlo y luego probar, tras sacarlo del agua retira la batería y no intentes encenderlo.

Una vez ya tenemos la batería retirada lo más aconsejable sería desmontar el móvil en el mayor número de piezas que puedas, pero tampoco te pases, no hace falta que quites hasta la última pieza. Si tienes posibilidad de desmontar parte del terminal será más fácil su secado y se eliminará con mayor rapidez la humedad en todos sus componentes.

Ahora lo importante es eliminar la humedad de los componentes, y para esto dispones de algunas soluciones en el mercado. Por ejemplo ya se venden unas bolsitas para introducir los terminales mojados, que además de eliminar la humedad evitan la posible corrosión. Pero si no quieres gastarte dinero siempre puedes usar un par de remedios caseros.

Introduce las piezas en arroz durante unas 24 horas y este se encargará de eliminar cualquier rastro de agua del terminal, porque el arroz absorbe muy bien la humedad.

También puedes usar bolsitas de gel de sílice, las puedes encontrar por ejemplo cuando compras zapatos, dentro de las cajas, o cuando compras mochilas, componentes electrónicos, etc. Seguro que en tu casa tienes muchas y ahora pueden servirte también para eliminar los restos de humedad del móvil mojado.

Aunque con el gel de sílice o con el arroz no puedes evitar una posible corrosión posterior, siempre hay muchas posibilidades de que puedas resucitarlo, así que no pierdas la esperanza.

Nunca debes usar para eliminar el agua del terminal papeles absorbentes o trapos, no son aconsejables y tampoco eliminaran por completo la humedad. Del mismo modo no debes introducir tu móvil en el horno, pues seguro que en lugar de evaporarse la humedad termina chamuscado e inservible.

Una vez ya han pasado más de 24 horas ya puedes sacar tu terminal o sus piezas del arroz o del gel de sílice y volverlo a montar, ponerle la batería y cruzar los dedos para que vuelva a funcionar, y en muchas ocasiones puedes tener suerte y poder seguir disfrutando del dispositivo. Si no se enciende y lo has cargado seguramente habrá sufrido un cortocircuito al caer en el agua, por lo que lamentablemente es muy probable que su reparación no compense, siendo más rentable adquirir uno nuevo.

Y si no hemos tenido paciencia y ya nos hemos comprado otro móvil para no tener que esperar para comprobar si finalmente lo hemos podido salvar, siempre podemos leer algunos consejos para saber qué hacer con nuestro viejo smartphone, porque antes de tirarlo siempre nos puede servir para muchas otras cosas.

(Con información de Internet)