Así intentan engañarte en Internet: los siete timos más habituales

danger
Estándar

Kaspersky Lab nos ayuda a detectar las siete prácticas más usadas para engañarnos. Para combatirlas recomiendan instalar un buen antivirus, estar vigilantes y no facilitar a la ligera los datos personales.

Como potencial víctima de engaños online que eres -tú y todos los que navegan a diario por Internet-, tu primera obligación es ser consciente de ello. Aunque no seas el presidente de una gran empresa ni el miembro de un partido o gobierno, aunque creas que tu vida no le interesa a nadie y que puedes pasearte por la red “como Pedro por su casa” y sin consecuencias, no es así. Por muy bajo que sea tu perfil en Internet, también se pueden aprovechar de ti.

Cuando decimos que se pueden aprovechar de ti, nos referimos a que pueden robar tus datos personales y tus contraseñas paraapropiarse de tus redes sociales y darle un mal uso, o bienacceder a tus cuentas bancarias y hacerte un buen agujero, por poner solo dos ejemplos muy básicos.

Las artimañas que utilizan son anzuelos casi perfectos, y nadie, ni los más desconfiados, está libres de caer en sus redes.  Kaspersky Lab nos ayuda a detectar las siete prácticas más usadas para engañarnos. Si tropiezas con ellas, afina los sentidos y desconfía antes de pinchar.

Falsa ‘X’ para cerrar el pop-up

Entras en una web y empiezan a saltar ‘pop-ups’ como si no hubiera un mañana. Se trata, sí, de esas ventanas emergentes que te marean y no te dejan acceder al contenido hasta que das con la dichosa -y auténtica- ‘x’ para cerrarlas.

¡Cuántas veces habrás pinchado en una ‘x’ que en lugar de cerrar el ‘pop-up’ lo que hace es redirigirte a otra ventana de publicidad! Sin embargo, lo peor -y eso que es odioso- no es tener que tragarte páginas llenas de anuncios que no te interesan, sino que detrás de esos botones falsos se pueden encontrar prácticas incluso más peligrosas para el usuario.

Muchas veces esas nuevas ventanas solicitan que introduzcas tu correo electrónico o tu número de teléfono. En otros casos lanzan mensajes del estilo “Me gusta tu increíble página” e invitan a darle a “me gusta” o a “compartir”. ¡No caigas! Lo único que conseguirás es recibir infinitos correos basura y desquiciarte con el ‘spam’.

Por descontado, pon en cuarentena toda página que recurra a estas prácticas y, si aun así necesitas acudir a ellas, tarda un poco más en acceder al contenido, pero localiza la auténtica ‘x’.

Descargas a máxima velocidad

Que no te pierda el ansia. A veces, el atajo no es siempre el mejor camino. Frunce el ceño ante cualquier pestaña que te ofrezca unadescarga completa a máxima velocidad.

Kaspersky Lab nos recuerda que algunas páginas de imágenes y los trackers de torrent colocan el botón de descarga en la parte inferior, pero, al mismo tiempo, las llenan de botones grandes de descarga que no son otra cosa sino timos.

Entran muy bien por los ojos y puede que acabes haciendo ‘clic’ -esa es su finalidad-, pero no te encontrarás con la descarga esperada. Al contrario, en muchas ocasiones lo que se descarga en tu ordenador no tiene nada que ver con lo que buscabas. Se trata principalmente de ‘adware’, aplicaciones creadas por el partner publicitario de la página web.

Existen multitud de programas y aplicaciones para deshacerte del ‘adware’, aunque ya sabes que mejor que curar es prevenir, de modo que, presta atención antes de autorizar una descarga. Si no confías en tu olfato, desde Kaspersky te recomiendan instalar Kaspersky Internet Security, para protegerte de este tipo de problemas.

Descargas de torrents

Si eres usuario de sitios de torrents, puedes encontrarte con todo tipo de malware en tu ordenador en lugar de con los archivos piratas que realmente querías haber descargado. Existen webs que imitan trackers de torrent y que difunden keyloggers, troyanos y ransomware.

Desde Kaspersky recomiendan no realizar descargas desde páginas desconocidas o fuentes poco fiables, pero, si lo haces, aconsejan verificar las extensiones de los archivos. Si se trata de una extensión .exe en vez de .doc, .rtf, o .torrent, te están engañando.

Alerta: ¡Tu PC está infectado!

Mensajes del tipo “¡Atención! ¡Tu PC está infectado!” o “Se ha detectado un virus” imitan las notificaciones de tu sistema y son elcebo perfecto para que acabes haciendo ‘clic’ sobre estos ‘pop-ups’ falsos.

Si lo haces, el menor de tus problemas será que esas ventanas emergentes te redirijan a otras páginas de publicidad donde, probablemente, termines descargando un antivirus sin utilidad o iniciando sesión en una web de citas.

Tu verdadero dolor de cabeza será si, con ese ‘pinchazo’, los ciberestafadores consiguen acceso para espiar las sesiones de tu navegador y controlar, por ejemplo, tus sesiones en banca online.

Puedes evitar verte comprometido de esta manera si descargas alguna extensión como AdBlock, uno de los bloqueadores de publicidad más populares. Los usuarios de Kaspersky Internet Security también pueden activar la función de Anti-Banner.

Software gratis sin registrarte

Gratis no hay -casi- nada. Desconfía si una página te ofrece descargar software (drivers, parches y actualizaciones)por cero euros. Es una de las técnicas más antiguas, pero también más útiles para difundir malware.

La recomendación es que descargues software únicamente desde sitios oficiales o desde páginas de terceros que sean de confianza. No te dejes engañar.

Solicitud de pasaporte

En Internet, como en el mundo físico – ¿por qué habría de ser diferente? -, el descaro también campa a sus anchas. Los cibercriminales acechan toda página en la que puedan sacar algún tipo de beneficio, como puede ser el caso de webs y plataformas en las que se realizan operaciones de compraventa.

Independientemente de si eres el comprador o el vendedor, puedes ser víctima de un robo. Mantén los ojos bien abiertos a la hora de introducir las claves de tu tarjeta, comprueba que el sitio es seguro(protocolo ‘https’) y nunca confíes si la otra parte te solicita datos que la operación en sí no requiere, como puede ser tu pasaporte, tucódigo CVV2 o el envío de un código secreto por SMS “para comprobar algo”. Ante la duda, no sigas adelante.

La promesa de hacerte rico

Dinero fácil, a montones, y en lo que canta un gallo. ¿En serio? ¿Por qué crees que la probabilidad de que te toque el Gordo de la Lotería Nacional es de 0,000011 -comprando un décimo-?

Las estafas por Internet están a la orden del día. No creas ni confíes en los mensajes que te prometen conseguir millones a la semana. Kaspersky recomienda que mantengas la calma si recibes alguna oferta similar, porque, si aceptas, lo más probable es que termines siendo una nueva víctima de una pirámide financiera o de un programa de inversiones de alta rentabilidad que no te traerá más que problemas -desde luego ninguna rentabilidad-.

“La mayoría de programas de inversión sin nombre, que trabajan online (y offline), desaparecerán mucho antes de que puedas sacar tu dinero”, explican.

Toma nota, ante la picaresca en Internet, es prioritario tener instalado un buen antivirus, estar vigilante constantemente, huir de las páginas con demasiada publicidad y pop-ups, y no facilitar tus datos personales si la página no es de confianza y si no es a través del protocolo.

(Fuente: lainformacion)