Esta es la clave para tener más éxito en las citas en línea

Estándar

El poder de la pose es claro en el reino animal: los pavorreales despliegan sus plumas y los chimpancés hacen alarde de sus extremidades para afirmar su dominio y atraer a posibles parejas.

Una nueva investigación indica que los humanos que usan aplicaciones de citas en línea y que prueban las citas rápidas deberían seguir su ejemplo.

En estudios anteriores se ha demostrado que el lenguaje no verbal, como la sonrisa o un movimiento de cabeza, llama la atención de una potencial pareja.

Los gestos tienen algo que los científicos llaman “valor de señalización positiva”, lo que significa que transmiten una impresión de que eres cálido y amistoso, alguien con quien los demás quieren estar.

No obstante, el cortejo moderno no suele durar lo suficiente como para generar una impresión basada en interacciones de la vida real.

En la investigación, que se basó en dos estudios, se descubrió que extenderte (literalmente) puede hacer que luzcas más atractivo en las citas rápidas o por internet.

En un estudio publicado el lunes 28 de marzo en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, los investigadores vieron que las posturas con las extremidades bien extendidas y el tronco estirado tenían casi el doble de probabilidades de éxito en comparación con las posturas cerradas con las extremidades cerca del tronco o con el cuerpo encorvado.

A esto se le llama “apertura postural” y se refiere al espacio que ocupas con el tronco y las extremidades. Estas “posturas de poder” transmiten dominio y disposición a compartir esos rasgos con los demás, explicó Tanya Vacharkulksemsuk, coautora del estudio.

“Se ha visto en el reino animal: ocupar más espacio y maximizar la presencia en un espacio físico se usa como señal para atraer a una pareja”, dijo Vacharkulksemsuk.

“Al ejercer el dominio, tratan de indicar a una pareja potencial que son capaces de lograr cosas, que tienen un espacio en la jerarquía, que tienen acceso a recursos”, añadió.

Para poner a prueba la teoría con los humanos, Vacharkulksemsuk y su equipo llevaron a cabo dos estudios de campo con interacciones en citas rápidas. Usaron una aplicación de citas basada en tecnología de GPS, cuyo nombre no mencionaron.

En el primero, los investigadores filmaron 144 sesiones de citas rápidas y buscaron las pistas no verbales en las expresiones faciales, en los ademanes y en la postura. Después de las sesiones, las personas que buscaban pareja llenaron una encuesta acerca de la impresión que les dio la otra persona y sobre si querrían volver a reunirse con esa persona, “el estándar máximo del éxito”, de acuerdo con Vacharkulksemsuk.

Quienes hacían ademanes con las manos y movían los brazos “tuvieron casi el doble de posibilidades de que la pareja los aceptara” en comparación con quienes se quedaron sentados bien quietos o que mantuvieron inmóviles los brazos, dijo.

Para demostrar la hipótesis en las citas en línea, los investigadores pidieron la colaboración de seis personas heterosexuales y crearon dos perfiles para cada persona, uno con fotos en posturas expandidas y otro en el que adoptaron posturas contraídas. Los publicaron en el mundo de las citas en línea durante una semana y contabilizaron la cantidad de aprobaciones para ver qué fotos habían provocado mayor atracción romántica.

Descubrieron que las fotos de perfil en las que se ven los brazos y las piernas extendidas obtuvieron más aprobaciones que las fotos en las que la persona se ve con los brazos cruzados. Se excluyeron las respuestas de quienes se dieron cuenta del experimento.

En ambos estudios, se demostró que la hipótesis era correcta tanto en el caso de los hombres como en el de las mujeres, aunque los hombres tuvieron una ventaja ligeramente mayor, según el estudio.

Los investigadores creen que las reglas de la atracción son tan válidas para los humanos como para los animales y que una postura extendida indica no solo dominio, sino apertura a compartir los recursos de los miembros dominantes de la sociedad.

Tal vez no te sorprenda saber que el lenguaje corporal y las señales no verbales son tan importantes como lo que dices en un encuentro romántico inicial. Sin embargo, es bueno saber, para variar, que no hay nada malo en relajarte en una cita.

(Fuente: cnnespanol)