Ahorrando tinta en Linux

27485966121_65ecd42e41_z
Estándar

En tiempos de crisis nunca ha estado de más ser económico con ciertas tareas de nuestro trabajo diario, e imprimir documentos en Linux es seguro una que realizáis más comunmente de lo que creéis. Técnicas para ahorrar tinta de nuestra impresora hay muchas, desde aquellas que aclaran el color de la fuente a otras que reducen el número de puntos en la tipografía. La que hoy os enseñamos se basa en emplear un tipo de fuente llamada EcoFont.

Con esta tipografía podréis ahorrar tinta al imprimir un texto, ya que se trata de tipo de letra que contiene huecos diminutos que no son apreciables a simple vista. Eso en documentos donde empleemos un tamaño de 12 a 14 puntos, que son los más comunes para cualquier trabajo que realicemos.

Empleando este nuevo tipo de fuente podremos exprimir un poco más la tinta de nuestros cartuchos y, por consiguiente, ahorrar algo de dinero con cada impresión que hagamos. Para poder haceros con la fuente, dirigiros al siguiente enlace y descargadla en vuestro equipo: EcoFont.

Una vez la hayáis descargado, podréis instalarla dentro de la carpeta local del sistema localizada en/usr/share/fonts/truetype/freefont, teniendo en cuenta que internamente se identificará como Ecofont Vera Sans. Ecofontes una fuente de código abierto y su uso es gratuito. Para eliminarla del sistema sólo tendréis que borrarla de la carpeta de tipografías.

Si queremos emplear EcoFont como fuente predeterminada de nuestros programas principales, primero deberemos configurarlos. A continuación, os enseñamos cómo hacerlo en algunos de ellos.

AbiWord

  1. Abrid Nautilus como usuario root
  2. Id a la ruta /usr/share/AbiSuite-2.4/templates
  3. Abrid el archivo normal.awt-es_ES
  4. Seleccionad Formato > Crear modificar > Estilo
  5. Seleccionad Modificar
  6. Pulsad sobre el botón inferior izquierdo, en Selecciona tipografía
  7. Selecciona el tipo de letra Ecofont Vera Sans
  8. Cerrad y aplicad los cambios
  9. Ahora guardad el documento y cerrad el programa Abiword
  10. Por último, abrid Abiword ya configurado con la nueva tipografía predeterminada

OpenOffice – Writter

  1. Abrid un nuevo documento
  2. En la barra de herramientas seleccionad Herramientas > Opciones > OpenOffice.org > Fuentes y elegid la fuente Ecofont Vera Sans y su tamaño
  3. Nuevamente, en la barra de herramientas seleccionad Herramientas > Opciones > OpenOffice.org Writter > Fuentes predeterminada y elegid la fuente Ecofont Vera Sans y su tamaño.

OpenOffice – Calc

  1. Abrid un nuevo documento, modificad la fuente a Ecofont Vera Sans y elegid su tamaño
  2. En la barra de herramientas seleccionad Archivo > Plantillas > Guardar. Almacenad ahora la nueva plantilla con el nombre MiPlantilla en el directorio predeterminado /home/usuario/.openoffice.org/3/user/template (en OpenOffice 3) o /home/usuario/.openoffice.org2/user/template (en OpenOffice 2)
  3. A continuación, seleccionad la opción Archivo > Plantillas > Administrar. En el directorio predeterminado seleccionad el archivo MiPlantilla, desplegad el menú contextual haciendo clic con el botón derecho del ratón y seleccionad la opciónEstablecer como predeterminado.

A partir de ahora los nuevos documentos que se creen lo harán con los formatos y estilos definidos en la plantilla, y la fuente tipográfica seleccionada será la que hemos elegid en MiPlantilla.

Gedit

  1. En la barra de herramientas del programa iremos al menú Editar > Preferencias > Tipografías y colores > Tipografía. Elegid entonces  la fuente Ecofont Vera Sans y su tamaño.

Por último, os dejamos una pequeña muestra de cómo se ve la fuente EcoFont en el sistema frente a la tipografía FreeSans. Como se puede apreciar, la extensión que ocupa EcoFont frente a FreeSans es mayor en todos los tamaños, pero no comienzan a visualizarse los pequeños huecos que presenta hasta alcanzar los 16 puntos. El ahorro sin embargo sí se produce al emplearla, aunque a simple vista no podamos llegar a apreciar ninguna diferencia sustancial.

Suponemos que el ahorro para vuestros bolsillos se producirá a largo plazo, pero no resulta costoso el ir acostumbrándose a emplear tipos de fuentes más respetuosas con el medio ambiente y también con nuestros bolsillos.

 

(Fuente: ubunlog)