KDE Plasma 5.7 nos traerá nueva pantalla de login

27755561276_b90b725d22_z
Estándar

No falta mucho para el lanzamiento de KDE Plasma 5.7 –disponible el próximo 5 de julio–, pero mientras tanto ya podemos echar un vistazo a su versión beta, disponible desde hace unas horas y que como siempre nos adelanta las características que debutaran en el escritorio.

Hay una novedad que seguro va a ser tema de debate: se trata del diseño de la pantalla de login (en sus últimas temporadas gobernada por el gestor de sesiones SDDM), desde la que podemos elegir usuario o hacer las típicas labores de apagar, reiniciar, suspender, etc.

A mi entender es algo va más allá de la estética, aunque no podamos evitar fijarnos en el fondo celeste, los grandes avatarescirculares –con resolución más que dudosa– y la predilección por lo botones en vez de los desplegables, pero sin desprenderse totalmente de estos últimos.

Aquí lo importante es el concepto (que diría Manquiña). Cuando salió Plasma 5 dije –medio en serio, medio en broma–, que con tanta apuesta por la racionalidad y eliminación de cosas superfluas, iba camino de convertirse en el nuevo GNOME. Lo cual para un tipo que nació linuxero gnomero pero también disfruta de sus buenas temporadas en KDE, es casi la perfección.

Y sin embargo en esta pantalla de login quizás se les haya ido un poco la mano, hasta el punto de que se ve algo naive para lo que siempre ha sido la tradición KDE de escritorio sofisticado (porque si eso lo hiciera LXDE por ej. seguro que no nos llamaría tanto la atención). E incluso algo alejado del artwork breeze que impregna Plasma 5, donde ese fondo azul para mi que no acaba de encajar.

Discutible también podría ser la situación del campo de búsqueda de usuarios escondido en la esquina inferior izquierda, la presencia de gradientes en los cuadrados de usuario/contraseña que crea un curioso efecto de falta de simetría (parece que uno es más grande que otro), la ausencia de transparencias, la falta de un botón para usuario invitado o el aspecto de los botones de apagado, reinicio y suspender.

De todas maneras estamos hablando de una versión beta, que sufrirá diversas mejoras antes de su lanzamiento como versión estable, también en la pantalla de login que a mi no me acaba de convencer pero que a lo mejor a vosotros si (ya me contaréis…). En todo caso siempre es de agradecer el esfuerzo de innovación que realizan en KDE.

Mencionar otras novedades a destacar, seguramente más importantes para el funcionamiento del escritorio, aunque menos llamativas:

  • Mejora en la accesibilidad de los iconos de Breeze.
  • Esa navaja suiza Krunner ahora es capaz de manejar a la perfección las Jump List Actions, que nos permite acceder a determinadas funciones de una aplicación directamente desde su menú.
  • El control de volumen soporta “arrastrar y soltar” el sonido proveniente de cada aplicación y aumentarlo por encima del 100%.
  • Mejora el soporte del framework Kiosk.
  • La bandeja del sistema ha sido reescrita y se ha remodelado la barra de tareas.
  • Vuelve la visión de agenda en el calendario.
  • Grandes mejoras en el protocolo de servidor gráfico Wayland, bastante cercano en fialibidad ya a lo que ofrece X11.

En todas estas cuestiones nos extenderemos cuando salga KDE Plasma 5.7, ya que como dice el Manual del Bloguero Linuxero: siempre hay que dejar algo para la versión final.

De todas maneras si queréis ir probándola y de paso colaborar a detectar bugs, aquí los amigos de KDE Neon tienen algo para vosotros (developer edition).

 

(Fuente: lamiradadelreplicante)