VirtualBox 5.1 mejora la integración con Linux e incluye nuevas características

28220902851_50aa89604f_z
Estándar

El día de ayer apareció VirtualBox 5.1, la última versión del software de virtualización más usado del mundo y que actualmente está debajo de Oracle.

VirtualBox 5.1 incorpora bastantes mejoras, entre las cuales se puede destacar una mejor integración con Linux, un mejor soporte multimedia y se ha añadido soporte para nuevas tecnologías. Según Oracle, este lanzamiento permitirá a “organizaciones y desarrolladores crear y desplegar de manera más fácil y flexible localmente y en las aplicaciones en la nube”.

Siendo más específicos, se puede destacar la implementación del controlador de almancemiento NVMHCI (Non-Volatile Memory Host Controller Interface Specification) para emular dispositivos NVM Express, mejoras en el soporte de USB, soporte para audio multicanal y un mejor rendimiento cuando se ejecutan máquinas virtuales con varias CPU.

El soporte de red también ha sido mejorado y a partir de ahora el despliegue de los módulos para el kernel Linux es automático, por lo que VirtualBox ya no depende de DKMS. Por otro lado se ha mejorado la integración con systemd, el polémico init de Freedesktop que está fuertemente apoyado por Red Hat, y se ha incluido soporte para los kernels Linux 4.6 y 4.7.

VirtualBox 5.1 introduce nuevas funciones de registro para filtrar y resaltar la información sobre las máquinas virtuales, además de haberse añadido una nueva herramienta de reporte de errores que recolecta automáticamente los logs y la información sobre invitados y anfitrión, que Oracle usará solamente para análisis y depuración.

Los interesados en este software de virtualización pueden descargarlo desde su sitio web oficial para GNU/Linux, Windows y Mac.

 

(Fuente: Blog de Oracle | MuyLinux)