Las 5 mejores distribuciones ligeras de Linux

LINUXTUXX
Estándar

La obsolescencia programada ha condenado al olvido y la soledad del trastero a muchos ordenadores y portátiles que han visto cómo sus prestaciones no eran lo suficientemente potentes para mover las últimas versiones de tus programas habituales, o que se han quedado descolgados de las actualizaciones de su sistema operativo.

Es en ese momento cuando tu yo más racional se resiste a llevar al punto de reciclaje a ese que ha sido tu infatigable compañero de trabajo u ocio ya que, además, todavía funciona y podría ser de alguna utilidad. Lo único que necesitarás para darle un nuevo uso a tu viejo ordenador es una distro Linux que te permita usarlo con fluidez sin que el sistema operativo que lo haga funcionar lo lastre durante su uso.

Con alguna de las 5 mejores distribuciones ligeras de Linux que hemos recopilado en esta selección podrás darle una nueva oportunidad de demostrar que tu ordenador no ha dicho su última palabra y que todavía puede serte muy útil.

Estas distribuciones GNU/Linux están especialmente concebidas para reducir al mínimo el consumo de recursos para funcionar, por lo que resultan ideales para instalarse en ordenadores antiguos, netbooks con poca potencia.

Revive tu viejo ordenador con CloudReady

Pero que el hecho de que estas distros GNU/Linux ligeras consuman muy pocos recursos no significan que tengas que renunciar a una distro con una interfaz gráfica amigable, algunas de ellas destacan precisamente por haber conseguido un buen equilibrio entre la estética y un gran rendimiento.

¿Quién puede resistirse a los atractivos de un cachorrito? Puas algo similar sucede con Puppy Linux, una distro ligera que está a un paso de convertirse en una de las invitadas estrella de cualquier selección de las mejores distribuciones ligeras de Linux.

Puppy Linux es uno de los ejemplos prácticos de que una distro efectiva no tiene por qué ser un monstruo que devore todos los recursos de tu ordenador, sino que puede serlo con unos requisitos ciertamente austeros.

De hecho, Puppy Linux ha sido concebida para funcionar desde una unidad USB, por lo que ni siquiera es obligatorio instalarla en el disco interno del ordenador.

Para funcionar, Puppy Linux se carga en la memoria RAM del sistema y, de ese modo, el inicio de las aplicaciones es mucho más rápido que si lo hiciera desde el soporte de almacenamiento.

Actualmente existen dos desarrollos paralelos de Puppy Linux englobados en el mismo proyecto. Slacko Puppy es el más reciente y está basado, como su propio nombre ya indica, en Slackware, mientras que la rama más continuista se mantiene con su desarrollo basado en Ubuntu. Dos sabores distintos para que elijas en la que más cómodo te encuentres.

Puppy Linux dispone de un paquete de software integrado muy interesante y dispone de varios entornos de escritorio LXDE, JWM, IceWM, que rivalizan en ligereza.

Trisquel

Trisquel es otra de las distribuciones GNU/Linux ligeras que, a pesar de no ser una de las más conocidas, no deberías pasar por alto.

El propio logotipo de la distro ya nos da una idea de sus orígenes ya que se trata de un símbolo celta del cual toma su nombre con las espirales de Debian, proyecto en el cual basan su desarrollo. Pero lo realmente interesante de esta distro es el gran compromiso con el software libre de este desarrollo con raíces gallegas, algo que mismísimo Richard Stallman avaló al presentarla en 2005 junto al apoyo de la Universidad de Vigo.

La distro, a pesar de estar basada en Debian, utiliza como base los repositorios de Ubuntu, mucho mejor surtidos de aplicaciones, pero realizando una criba en su contenido para eliminar cualquier software privativo. Esta es la principal diferencia con el resto de distros basadas en Ubuntu o que utilizan sus repositorios.

Podrás elegir el entorno de escritorio Linux en el que quieres utilizar en Trisquel estando disponible Gnome o la versión más liviana con el entorno LXDE.

TinyCore

TinyCore es una distro GNU/Linux muy ligera que, como su propio nombre ya adelanta, prescinde de todo lo superfluo para centrarse en lo realmente importante y necesario, para así reducir al máximo sus exigencias de hardware.

TinyCore es una distro que se basa en un entorno gráfico austero, pero manteniendo un cierto atractivo y cuenta con una distribución modular de paquetes de software, en la que podrás ir activando o desactivando módulos en función de tus necesidades.

El sistema modular de paquetes de TinyCore añade una cierta dificultad para los usuarios menos experimentados, ya que tras instalarlo prácticamente no incluye ningún software, pero a cambio se consigue un control total sobre el funcionamiento del sistema y el software que se instala.

En contrapartida, TinyCore solo requiere 64 MB de memoria RAM para funcionar de forma fluida. Esto la convierte en una de las distros GNU/Linux más minimalistas y ligeras.

Manjaro

Manjaro Linux es una distro ligera basada en Arch Linux pero, a diferencia de la distribución original de Arch Linux, ofrece una interfaz de instalación mucho más amigable. Justo lo contrario por lo que tristemente se ha hecho famosa Arch Linux.

Una de las grandes virtudes de Manjaro es que puedes elegir diferentes entornos de escritorio como OpenBox, XFCE, LXDE, MATE, etc., siendo el primero de ellos el más ligero, pero también el más austero a nivel gráfico.

Otra de las características de Manjaro es su gran número de aplicaciones preinstaladas, sin que ello incida negativamente en su rendimiento, facilitando mucho su uso para los usuarios menos expertos que necesitan un sistema operativo ligero y listo para funcionar. De hecho, es una de las pocas distribuciones ligeras que incluyen en origen una versión de LibreOffice completa como suite de ofimática o Steam preinstalado.

Manjaro Linux se postula como una de las mejores alternativas ligeras a Windows para convertirse en el próximo sistema operativo de tu antiguo ordenador.

El puesto más alto de esta selección de distros GNU/Linux ligeras para ordenadores poco potentes lo podían ocupar varias distribuciones que, al igual que Lubuntu, ofrecen un buen equilibrio entre buen rendimiento y facilidad de uso.

No obstante, partiendo de la base de que todas ellas ofrecen un sistema liviano y accesible, hay pocas comunidades de soporte a una distro que se puedan equiparar a la de Ubuntu y, por extensión, a su variante más ligera Lubuntu.

Es por esto que Lubuntu resulta ideal para dar los primeros pasos en GNU/Linux ya que cualquier problema que puedas encontrar al configurar el sistema, es más que probable que encuentres una solución documentada en sus foros.

Lubuntu

Lubuntu es, en esencia, un Ubuntu puesto a dieta que utiliza el entorno de escritorio ligero LXDE, por lo que tendrás a tu disposición un enorme abanico de paquetes de software compatible que podrás utilizar.

En la última versión de Lubuntu 16.04 Xenial Xerus todavía se utiliza el escritorio LXDE, pero el proyecto se ha unido con Razor QT para crear LXQt, por lo que en el futuro su entorno gráfico podría mejorar añadiendo nuevas funciones y características, sin que ello afecte a su buen rendimiento.

Según datos oficiales, Lubuntu solo necesitará 256 MB de memoria RAM para funcionar, aunque para una buena experiencia de uso general se recomienda tener instalada 1 GB.

 

(Fuente: SomosLibres)